En el marco del movimiento Drink Local Wine, el sábado 20 de noviembre ha tenido lugar en Washington D.C., la primera edición de la National Wine Experience, en la que participan unas 100 bodegas procedentes de 25 diferentes estados de los Estados Unidos de América.

La idea es reivindicar entre el consumidor un mayor consumo de vinos de procedencia nacional, en base a su mejor relación calidad precio. Además de la presencia de los vinos, en el evento se plantearán maridajes entre platos inspirados en la gastronomía propia de cada estado con sus vinos, así como con quesos de producción local y artesana.

Los precios para acceder a la muestra 199 dólares por pareja, o 115 dólares la entrada individual. ¿Funcionaría una muestra con tales precios en la vieja Europa?

Hoy en día Estados Unidos es el segundo mercado en cuanto a consumo de vino, y una de los principales destinos de nuestros vinos de calidad, y cuenta ya con 7.000 bodegas productoras a lo largo de todo el país, aunque el 89% de la producción provenga de California.

¿Debemos redoblar nuestros esfuerzos para no perder nuestra posición en el mercado norteamericano? ¿Este tipo de iniciativas incidirá en un descenso de nuestras exportaciones? ¿Son suficientes las medidas emprendidas por ICEX o por las Comunidades Autónomas para promover un mayor reconocimiento de la calidad y del consumo de nuestros vinos?

Suscríbete a En Tu Copa

Suscríbete a En Tu Copa

Únete a nuestra comunidad y no te pierdas ninguna de nuestras novedades. En ningún caso cederemos tus datos a terceros.

¡Genial! Ya eres uno de los nuestros

Suscríbete a En Tu Copa

Únete a nuestra comunidad y no te pierdas ninguna de nuestras novedades. En ningún caso cederemos tus datos a terceros.

¡Genial! Ya eres uno de los nuestros

Pin It on Pinterest

Share This

Compartelo

Comparte esto en tus redes